Comparte esta historia:

A Pedro Checa le gusta presentarse como un cúmulo ordenado de capacidades medias o lo que viene a ser lo mismo, como una persona normal, tanto en el ámbito profesional como en el personal, algo que como él sabe no es poco.

Profesionalmente su experiencia se ha desarrollado durante más de 30 años en los campos de la estrategia, la gestión, la comunicación y fundamentalmente del desarrollo de los Recursos Humanos, tanto en organizaciones nacionales como multinacionales.

Pedro ha trabajado siempre con y para las personas, sobre la base de la mejora de la calidad directiva y del desarrollo de equipos de alto rendimiento; actuando en las distintas fases del ciclo del empleo: comunicación interna, búsqueda y selección, desarrollo profesional, evaluación de competencias y en procesos de transición y desarrollo de carrera dentro o fuera de las organizaciones.

Pedro se confiesa un “hombre de campo”, tanto por su forma de trabajar cercana al terreno, a la realidad del negocio y de los clientes, como por sus aficiones. Le gusta cualquier actividad que le proporcione la oportunidad de disfrutar de la naturaleza y si implica un poco de riesgo mejor, es cierto que con la edad (aunque se siente joven) cada vez más medido.

 

Pregunta: Buenos días, Pedro, cuéntanos la posición que ocupas actualmente. ¿Cuáles son tus principales responsabilidades?

Pedro Checa. Buenos días, Julio, desde hace ya tres años inicie un nuevo proyecto profesional junto a mis socios, como Co-Fundador de Jointalent con el objetivo fundamental de aportar valor a nuestros clientes, para con una mentalidad positiva, ágil y cercana, proporcionar soluciones innovadoras a través de una experiencia cliente única y personalizada.

Somos una consultoría con un formato muy boutique, con lo que todos trabajamos en todo el proceso para alcanzar nuestros objetivos, cultivando nuestra relación con los clientes, construyendo e implementando soluciones y haciendo el seguimiento que nos asegura la consecución de los resultados deseados.

 

PY… ¿Cuáles piensas que han sido los logros profesionales que te han traído hasta tu “yo actual” a ser ese “hombre de campo” al que me refería antes? ¿Dinos de qué te sientes especialmente orgulloso?

P.C. Yo creo que los logros más importantes son aquellos que me han permitido ir construyendo un entorno de confianza en los clientes internos y externos y en general, en las personas que me han acompañado de una o de otra forma durante mi trayectoria profesional. Esto es lo que sin duda más ha contribuido a mi actual posicionamiento profesional y a mi “yo actual”.

Me siento orgulloso de haber tenido la oportunidad, gracias a mi trabajo, de haber aportado algún valor a mis clientes y a muchísimas personas que se encontraban en situaciones complicadas, con retos importantes que afrontar y a los que en mayor o menor medida les pueda haber ayudado a encontrar una solución en un nuevo proyecto profesional.

También me siento muy orgulloso de mi relación con “casi todos” los demás. De ser capaz de transmitir esa confianza que me ha permitido por una parte alcanzar un cierto nombre en el mundo de las Personas y por otro a mantener y disfrutar de un no pequeño grupo de buenos amigos.

Vamos…., que me siento orgulloso de mis amigos.

 

PHas conocido y conoces a muchos ejecutivos y directivos todos estos años de profesión. Según tu experiencia, ¿cuáles crees que son las características que ha de tener un verdadero líder?

P.C. En esto comparto la opinión de uno de mis socios, Santiago Puebla.

Un verdadero líder, en el mundo que nos ha tocado vivir y muy especialmente en la situación en la que nos encontramos en estos momentos, debe de buscar y fomentar en sí mismo y en sus equipos lo que nosotros denominamos las 5 C´s:

  • Cooperación, que va más allá de la colaboración entre las personas y entre los equipos.
  • Compromiso para conseguir el alineamiento de sus equipos con un objetivo común y compartido.
  • Confianza, entendida como la fe en los demás, en su capacidad para que las cosas ocurran.
  • Conocimiento, en el sentido de fomentar y facilitar que los demás aprendan permanentemente, de una forma rápida y con una aplicación práctica.
  • Contribución, buscando los resultados sostenibles, no solo económicos sino también sociales y éticos.

 

P¿Quiénes han sido para ti las personas que más te han inspirado en tu carrera?, ¿Tienes ejemplos de ambos géneros? ¿Qué te han aportado?

P.C. Admiro a personas conocidas o reconocidas, pero no las considero como mi inspiración. Soy una persona que se inspira con personas de mi entorno. Y además me gusta inspirarme en los aciertos y en los errores de otros, porque me ayuda a ser mejor en todas las facetas de mi vida. Me gusta inspirarme de diferentes personas en diferentes momentos, porque es difícil encontrar gente que lo haga bien todo.

Para mí, la inspiración no tiene género. Hay momentos que me habré inspirado solo de hombres, en otros solo de mujeres y en otros de ambos. Para mí es irrelevante. Me fijo en la capacidad que tiene esa persona para hacer algo mejor que yo.

 

P¡Qué buen retrato de un líder! ¿Quiénes han sido para ti las personas que más te han inspirado en tu carrera?,¿Tienes ejemplos de ambos géneros? ¿Qué te han aportado?

P.C. No soy capaz de hacer referencia a una o varias personas que me hayan inspirado de una forma decisiva en mi carrera. La lista sería interminable.

Las influencias han sido muchas y muy diversas dependiendo de cada una de las etapas de mi vida profesional y todas han aportado su granito de arena. Hay que dejarse inspirar y yo intento aprender de todo mi entorno.

Ha sido un cúmulo de influencias que me han aportado mucho y han ido conformando lo que ahora soy, y sí, por supuesto hay ejemplos de ambos géneros: padres, hermanas y hermanos (dos y dos cumpliendo con la paridad) , mi mujer y mis hijos (chico y chica cumpliendo también con la paridad) ,  jefas y jefes, amigas y amigos, clientes, personas que han formado parte de los equipos a los que he pertenecido o que he tenido la oportunidad de liderar, ….

Todas ellas han ido influyendo de una o de otra forma en lo que ha ido conformando mi trayectoria profesional y me han aportado sentido común, sentido práctico y también, y muy importante, sentido del humor.

 

P Como hombre comprometido con la misión de EJE&COM y el #talentoSINgénero ¿Qué piensas que se debe hacer y qué no se debe hacer para que el talento sea reconocido con independencia del género?

P.C. Creo que las personas sí que somos diferentes, por suerte, pero no por nuestro género, sino por nuestro diseño personal y profesional.

Pienso que el talento es en todo caso una cuestión de diseño y nunca de género, y por supuesto no hay un talento único. Cada caso, cada problema, cada necesidad, cada momento de una organización, requerirá de un determinado talento, no de un determinado género.

Por cierto, todo esto por supuesto es igualmente aplicable a la diversidad generacional, por la que también creo que debemos preocuparnos y ocuparnos. Que conste que esta preocupación me viene de lejos y no es debida solamente a las canas que ya peino.

Consecuentemente, la única diversidad que creo que debe tenerse en cuenta desde el punto de vista profesional es la del diseño y perfil de la persona más adecuada en cada caso, posición o situación concreta. Y es esta diversidad de diseño, la que proporciona riqueza a los equipos y a las organizaciones.

Sinceramente no estoy seguro de saber lo que habría que hacer para que el talento sea reconocido con independencia del género, pero sí es algo que tendría que ocurrir.

Y para agilizar que ocurra creo que la clave es identificar y neutralizar las causas que lo dificultan. No creo por otra parte que exista una única causa y sobre esto hay muchas y diversas posturas y teorías: el sesgo inconsciente que todos tenemos, causas ancestrales, identificación de determinados atributos con cada género, la inercia del patriarcado, causas culturales y sociales, que nosotros mismos no nos lo creamos, …

Es curioso que, si nos fijamos en algunas de estas teorías, los atributos o capacidades identificados con el género femenino, se acercan mucho más a las habilidades y competencias más valoradas o necesarias, de acuerdo con los modelos de liderazgo eficaces en el mundo actual.

 

P Te has asociado a EJE&CON, una organización inclusiva, ¿qué te aporta esta organización?

P.C. Me aporta la oportunidad de compartir inquietudes, como de hecho llevo un rato haciendo, con personas que también están interesadas el buscar las causas y las soluciones que permitan valorar el talento, sin que el género u otras diversidades supongan ningún tipo de premisa.

Me permite conocer y aprender de personas que ya han sido capaces de lidiar con todas esas premisas y posibles causas a las que hemos hecho referencia y que ya están ocupando puestos de máxima responsabilidad profesional en organizaciones y con mucho éxito.

Creo que iniciativas como EJE&CON permiten ir identificando las causas que nos llevan a esta realidad estadística y a proponer y acometer acciones que las neutralicen.

Y espero que me permita aportar algo de valor de cara a la consecución de los objetivos de la asociación.

 

P Hablemos ahora del futuro Pedro. ¿Cuál es tu visión del futuro de la mujer en puestos de alta dirección?

P.C. Las estadísticas son un poco cabezotas en este sentido y me explico. Las mujeres cobran un 16,2 % menos que sus homólogos hombres y solo ocupan el 16 % de los puestos directivos (según la 13ª edición del informe de EADA y Grupo ICSA de 2019), pero es que, si vemos la evolución de esta estadística, la cuota de presencia ha disminuido en la última década (19,5 % en el 2008).

Mercé Brey habla de la necesidad de “feminizar las organizaciones” que no es tanto que haya más mujeres en puestos de responsabilidad, aunque esto sin duda ayudaría bastante, como de crear el espacio necesario para que lo femenino pueda expresarse.

Noemí Boza concluía en un evento sobre diversidad de género al que tuve la oportunidad de acudir: “El futuro es femenino, no porque sea de las mujeres, sino porque las organizaciones necesitan más que nunca los atributos tradicionalmente identificados como femeninos”

Claramente la causa de que esto no esté ya ocurriendo no es el nivel de calidad directiva (me sonrojo solo de escribirlo), como corrobora el hecho de los éxitos ya alcanzados y demostrados por las mujeres que han desempeñado y están desempeñando puestos directivos.

Pues por todo lo que he comentado y si hacemos caso, por nuestro propio bien y el de nuestra economía, a nuestro sentido práctico y a nuestro sentido común, el futuro debería de ser prometedor, a pesar de lo que digan las estadísticas.

 

P Y ya para terminar esta entrevista, seguro que tienes alguna frase de cabecera con la que te identificas en términos de liderazgo y talento. Alguna reflexión que a lo largo de tu vida te haya hecho pensar. ¿Nos la puedes compartir?

P.C. Soy un poquito friki (risas), así que me quedo con una mítica frase del maestro Yoda mientras entrena a Luke Skywalker (Mark Hamill) durante su entrenamiento en el planeta Dagobah para convertirse en un caballero Jedi:

“No lo intentes. Hazlo o no lo hagas. Pero no lo intentes”

 

Qué buena frase. Gracias Pedro.

 


Comparte esta historia: