Tradicionalmente, la profesión de ingeniero ha sido ejercida predominantemente por hombres, aunque existe una tendencia esperanzadora en las últimas décadas con una incorporación de mujeres a esta actividad. La Real Academia de Ingeniería desea promover la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en todas las esferas de la ingeniería y de la técnica. La apuesta de la RAI por una Ingeniería sin Género responde a uno de los grandes retos en los que debemos trabajar juntos, de forma inclusiva e integradora. Para nosotros, los académicos de la ingeniería, este objetivo ha de ser un pilar estructural de la RAI, que impregne a todos y cada uno de los proyectos que venimos desarrollando: Foro E2I2 para la Educación, la Innovación y el Emprendimiento, Observatorio de la Energía, plataforma Academy Cube, impulso a la Ingeniería de Sistemas…

El acuerdo de colaboración que acabo de firmar en nombre de la RAI con la Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras que preside Nerea Torres es, sin duda, un paso de gigantes en la dirección antes apuntada: promocionar la igualdad y el talento sin género en el ámbito de la ingeniería. Un terreno, el de la ingeniería y la técnica -y la ciencia en la que ambas se basan- que ha sido históricamente un camino lleno de dificultades para las mujeres, a las que ahora queremos, desde una acción conjunta, visibilizar y apoyar.

Nos congratula pues, ser parte de este poderoso movimiento que se está gestando: desde las guarderías, institutos, universidades e instituciones estamos animando a las niñas y adolescentes a participar, a crear, a dejar volar su imaginación, a buscar su sitio y a ser emprendedoras en el mundo de la tecnología. La iniciativa que impulsan Real Academia de Ingeniería y la Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras va a apoyarlas para que no se sientan intimidadas si les atraen las matemáticas o se divierten con la tecnología. Va a animarlas a estudiar carreras STEM (centradas en Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Matemáticas), a acompañarlas durante sus años de estudio en las escuelas de ingeniería y, ya como profesionales, a impulsar su visibilidad y sus deseos de promocionar hacia puestos de alta dirección en sus empresas.

Entre todos lo conseguiremos. Otra ingeniería, donde las mujeres estén en igualdad de condiciones, tiene que ser posible.

Elías Fereres Castiel
Presidente de la Real Academia de Ingeniería

Comparte esta historia: